dissabte, 5 de gener de 2013

Barcelona acoge la II edición de la Conferencia Internacional Eunethydis sobre el TDAH en la que están participando cerca de 1.500 expertos.

Bajo el lema "Vanguardia de la ciencia y la práctica clínica del TDAH", 1.500 especialistas están participando en la II edición de la Conferencia Internacional Eunethydis sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), que se está celebrando en Barcelona. 

Además de abordar, entre otros temas, las nuevas evidencias en las terapias, así como la aparición en el mercado de novedosos y eficaces fármacos, los psiquiatras españoles pondrán en valor la guía de práctica clínica sobre el TDAH en niños y adolescentes elaborada en 2010 por expertos en esta especialidad, a instancias del Ministerio de Sanidad.

Para José Ángel Alda, jefe de Sección del Servicio de Psiquiatría y Psicología del Hospital San Juan de Dios, de Barcelona: "es uno de los problemas psiquiátricos del niño y del adolescente más frecuentes. En España la prevalencia en 2007 era del 4,6 por ciento". "En el 70 por ciento de los niños con TDAH persisten síntomas en la adolescencia y un 40 por ciento continúa en la edad adulta".

Alda reconoce que "el diagnóstico de este trastorno debe hacerse mediante entrevistas clínicas a los padres y al paciente, obtener información de la escuela, revisar de antecedentes familiares y personales, así como explorar física y psicopatológica del paciente". Además para la detección del trastorno no están indicadas las pruebas complementarias de laboratorio, de neuroimagen o neurofisiológicas, a menos que la valoración clínica lo justifique. Estas pruebas de imagen, recalca, están reservadas exclusivamente para investigación "creo que todavía falta hasta que podamos generalizarlo: ojala tengamos una prueba diagnóstica que nos diga al 99,9 por ciento de probabilidades que tenga TDAH, pero en estos momentos lo único que predomina es la clínica".

Jose Antonio Ramos Quiroga, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitari Vall d'Hebrón se ha referido a la necesidad del diagnóstico precoz del trastorno, que está detrás de la mayoría del fracaso escolar de los niños y adolescentes españoles, además de propiciar que estos pacientes tengan siete veces más posibilidades de sufrir una depresión que los que no sufren TDAH."El 40 por ciento de nuestros pacientes, que no fueron tratados precozmente, tienen problemas de adicciones, un 15% ha entrado en contacto con la justicia, por delitos varios. Tal vez lo más dramático es que el 30-40 por ciento de estos pacientes no acabaron los estudios básicos y un 10 por ciento tiene grandes posibilidades de acabar en prisión", explicó.

El especialista del Vall d'Hebrón fue contundente al señalar que no hay sobrediagnóstico del TDAH, que se debe en un 80 por ciento de los casos a factores genéticos, y lo confirmó con datos. "El porcentaje de niños, adolescentes y mayores tratados con psicofármacos no llega al 1 por ciento. Hay un agujero negro en el tratamiento del trastorno, cuando el tratamiento actual -una mezcla de medicamento y apoyo psicoterapéutico al paciente y a la familia- consigue mejorar significativamente los síntomas y, por tanto, la vida de estas personas", se lamentó.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada