dilluns, 7 de gener de 2013

Sanciones a un alumno hiperactivo 
La meva fotoMartínez Cenzano ha pedido a la Consejería de Educación que, a partir de ahora, se tenga en cuenta "la consideración de los alumnos con necesidades especiales como tales, a la hora de la imposición de sanciones debidas a ciertos comportamientos, ya que hay conductas que son propias de este tipo de alumnado".

Los hechos ocurrieron en el colegio Campiña Verde, en Alovera (Guadalajara), en el que el niño, de ocho años de edad, fue expulsado del recreo siete días en octubre de 2008, castigado un mes sin actividades extraescolares desde el 21 de enero al 20 de febrero de 2009 y expulsado una semana del colegio entre el 21 de enero al 27 de enero de 2009.

A raíz de estas sanciones, los padres del niño reclamaron ante el Defensor del Pueblo y, aunque reconocieron algunos de los hechos que dieron lugar a las expulsiones, denunciaron que no se había tenido en cuenta la enfermedad de su hijo ni se habían tomado medidas contra el resto de niños que habían participado en los hechos.

Ahora, el Defensor del Pueblo ha dado la razón a los padres al estimar que "no se corrigió la conducta a ningún otro alumno" y ha criticado que, a pesar de conocerse por el centro el diagnóstico de TDAH del menor, "no se tengan adoptadas medidas de apoyo y medidas de corrección, sin tener que recurrir a la fuerza".

Por todo ello, ha pedido a la Consejería de Educación que "se adopten y pongan en práctica los mecanismos y recursos necesarios para la detección e intervención "inmediata" en cualquier asunto que pueda presentar indicios de afectación de cualquier trastorno, como en ese caso el TDAH".

También, ha pedido a la Consejería que se emitan las instrucciones oportunas a las Comisiones de Convivencia de los centros educativos "para que observen la consideración de TDAH y otros trastornos a la hora de calificar las faltas y la imposición de sanciones a los niños que los padecen".

Finalmente, respecto a la denuncia realizada por el padre, según la cual, un profesor tomó fotografías a su hijo mientras se encontraba bajo los efectos de un brote de su enfermedad, Martínez Cenzano ha señalado que no le corresponde a él "dilucidar la cuestión, sino a los tribunales de Justicia".

No obstante, ha pedido a la Consejería que se investigue la existencia de esas fotos y, en caso de existir las mismas, "que sea la familia la que decida qué hace con ellas".

Fuente: ABC.ES

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada